Loading...

jueves, 16 de agosto de 2012

LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULO 13






Continuamos con el estudio sistematico y ordenado del Libro de Apocalipsis.-

No dejes de leer, para no perder el ‘hilo’ del estudio completo, los siguientes post, en este mismo blog:

LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULO 1, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAP. 2 y 3, 1ª PARTE, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAP. 2 y 3, 2ª PARTE, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAP. 2 y 3, 3ª PARTE, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULO 4, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULO 5, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULO 6, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULO 7, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULOS 8 y 9, en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULOS 10 y 11:14 en:


LIBRO DE APOCALIPSIS: CAPITULOS 11:15 y 12:17, en:


Sigamos, ahora, con el capitulo 13 del Libro de Apocalipsis:

Un Estudio Bíblico por Jack Kelley

Fuente: http://gracethrufaith.com/estudios-biblicos-en-espanol/apocalipsis-13-14/#more-34873

La gran tribulación está por comenzar en la Tierra. El Templo pronto va a ser desolado. Cuando eso suceda, el remanente judío le prestará atención al llamado del Señor en Mateo 24:15-16 y huirá a un lugar protegido sobrenaturalmente, como lo vimos en Apocalipsis 12. Cuando lo hagan, el blanco de oportunidad para Satanás serán los llamados santos de la tribulación, quienes son los que han llegado a la fe en el Señor después del Rapto de la Iglesia.

El primer punto en la agenda del anticristo, después que ha proclamado ser Dios y ha montado su falsa religión, será destruir este nuevo movimiento de Dios. Puesto que todas estas personas recién convertidas se encuentran dispersas por todos lados, la mejor forma de hacer eso es excluirlos de la economía, haciendo imposible que puedan ganar un salario ni comprar las cosas esenciales para poder vivir.

Cuando Satanás discutía con Dios sobre Job, le echó en cara que “él solamente te adora porque tú le has bendecido y protegido. Quítale ahora todo eso y seguramente te maldecirá” (Job 1:9-11).

Job, 1:9 Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde?
1:10 ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra.
1:11 Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.

Ahora ya tiene a su hombre, el anticristo, para atacar a los santos de la tribulación de la misma manera. Prívelos de lo suficiente y estos nuevos convertidos se volverán atrás o morirán. De cualquier manera, él pronto los eliminará, o por lo menos así lo cree.

Apocalipsis, 13:1 Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo.

Habiendo sido expulsado del cielo, Satanás se para frente al mar, lo cual es un eufemismo para las naciones gentiles (Daniel 7:2), listo para hacer lo peor en el Planeta Tierra.

Daniel, 7:2 Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. 

La Bestia que Sube del Mar

Apocalipsis, 13:2 Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.
13:3 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,
13:4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? 


Puesto que son las mismas bestias que encontramos en Daniel 7, y que están representadas por Babilonia (el león), Persia (el oso) y Grecia (el leopardo), por eso tiene sentido verlas aquí de la forma que verdaderamente son. El orden es inverso porque Daniel estaba mirando hacia adelante en el tiempo mientras que Juan miraba hacia atrás. Cuando Daniel vio a Roma, no la pudo comparar con ninguna bestia que había visto antes, por eso la llamó una bestia grande y terrible. Juan la muestra como un monstruo con múltiples cabezas y cuernos.

Pero el pronombre personal en la descripción que hace Juan indica que esa bestia es un rey más que un reino. Eso significa que el carisma de Alejandro Magno (el leopardo), la fuerza de Ciro de Persia (el oso) y la crueldad de Nabucodonosor (del león), se encuentran presentes en este rey. Y lo que es más, él ostenta todo el poder y autoridad de Satanás, aun para sentarse en el trono de este. Este monstruo disfrazado de hombre es el anticristo, el cual finalmente se revela en su verdadera naturaleza. Al tener el poder total (10 cuernos), la sabiduría sobrenatural (7 cabezas) y su autoridad oficialmente reconocida sobre todos (10 coronas), él está listo para transformar el mundo a su imagen, y todas aquellas personas cuyos corazones están enfocados hacia las cosas de la Tierra, simplemente amarán todo eso. Aparentemente, él ha subido al poder por medio de un frustrado intento de asesinato, el cual ha cegado su ojo derecho y ha secado su brazo derecho (Zacarías 11:17). El mundo creyó que había muerto, pero está vivo. Los rumores de su resurrección le agregan más a su áurea y fomentan más su influencia.

Zacarias, 11:17 ¡Ay del pastor inútil que abandona el ganado! Hiera la espada su brazo, y su ojo derecho; del todo se secará su brazo, y su ojo derecho será enteramente oscurecido.

A propósito, observe que sale del mar, lo cual es simbólico de las naciones gentiles, y que posee las características dominantes de los tres reyes gentiles más poderosos. Juan nos puede estar diciendo que el anticristo es gentil. Y de Ezequiel 44:7-8 nos enteramos que es incircunciso. ¿Es eso una confirmación?.

Ezequiel, 44:7 de traer extranjeros, incircuncisos de corazón e incircuncisos de carne, para estar en mi santuario y para contaminar mi casa; de ofrecer mi pan, la grosura y la sangre, y de invalidar mi pacto con todas vuestras abominaciones.
44:8 Pues no habéis guardado lo establecido acerca de mis cosas santas, sino que habéis puesto extranjeros como guardas de las ordenanzas en mi santuario. 

Apocalipsis, 13:5 También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.
13:6 Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.
13:7 Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.
13:8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. 


Los santos que son vencidos aquí no pueden ser la Iglesia, porque Jesús prometió que las puertas del infierno no prevalecerían contra ella (Mateo 16:18).

Mateo, 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

En tiempos bíblicos los reyes o gobernantes de una ciudad tenían sus oficinas en una estructura grande que rodeaba las puertas principales de entrada a la ciudad. De ello podemos ver evidencia en el Libro de Rut (Rut 4:1-2) y de Ester (Ester 5:9).

Rut, 4:1 Booz subió a la puerta y se sentó allí; y he aquí pasaba aquel pariente de quien Booz había hablado, y le dijo: Eh, fulano, ven acá y siéntate. Y él vino y se sentó.
4:2 Entonces él tomó a diez varones de los ancianos de la ciudad, y dijo: Sentaos aquí. Y ellos se sentaron.

Ester, 5:9 Y salió Amán aquel día contento y alegre de corazón; pero cuando vio a Mardoqueo a la puerta del palacio del rey, que no se levantaba ni se movía de su lugar, se llenó de ira contra Mardoqueo.

Las puertas llegan a simbolizar a los líderes. Es lo mismo hoy día cuando decimos, “No podemos luchar contra el Ayuntamiento o El Estado.” No nos estamos refiriendo a un edificio de oficinas sino a las personas que trabajan ahí. La frase las puertas del infierno es un eufemismo para Satanás.

Habiendo consolidado su poder sobre la Tierra y congraciándose con los judíos al ayudarles a construir un Templo, el anticristo ahora marcha a la Ciudad Santa para meterse en ese Templo y declarar que él es Dios en la carne (2 Tesalonicenses 2:4), difamando el nombre de Dios, causando desolación en la Casa de Dios, y montando un ataque completo en contra del remanente de los creyentes.

2 Tesalonicenses, 2:4 el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. 

El alarde de Satanás de querer ser como el Altísimo (Isaías 14:13-14) hizo que fuera expulsado del Cielo para siempre y eso señaló el inicio de la Gran Tribulación en el cielo. Pero en la tierra las cosas son diferentes.

Isaias, 14:13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;
14:14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 


Toda la gente en todas partes del mundo va a adorar a Satanás y al anticristo. Jesús advirtió que el remanente creyente de Israel deberá huir a los montes cuando vean que esto sucede (Mateo 24:15-16) diciendo que eso sería el comienzo de la Gran Tribulación en la Tierra (Mateo 24:21).

Una traducción más literal de Apocalipsis 13:8 sería, “y todos los moradores de la tierra lo adorarán (a la bestia), todos aquellos cuyos nombres no están escritos, desde la fundación del mundo, en el libro de la vida del Cordero que fue sacrificado”. La traducción usada en la versión de la Biblia Dios Habla Hoy, se ajusta mejor a la traducción literal del griego. Este versículo habla claramente sobre la validez de la doctrina de la Seguridad Eterna.

Si usted es salvo, Dios lo sabía desde antes que creara la Tierra. Previo a darle a Adán su primer aliento, Él miró sobre toda la vasta extensión del tiempo y vio el momento en que usted tomaría esa decisión voluntaria e independiente para servirlo a Él (Él lo sabía de antemano). Es en ese momento cuando Dios hace una reservación para usted en el Reino, jurando que nunca borrará su nombre del libro (Él predestinó). Cuando llegó el momento correcto Él le habló a su corazón, sabiendo que usted respondería (Él llamó). Y cuando usted lo hizo Él le purificó de todos sus pecados, considerándolo a usted desde ese momento en adelante, como si nunca hubiera pecado (Él justificó). Y un día, pronto, Él le dará a usted un cuerpo nuevo eterno y un lugar cerca de Él en Su Reino (Él glorificó) (Romanos 8:29-30).

Romanos, 8:29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
8:30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.


En el contexto del tiempo usted tomó su propia y libre decisión para aceptar el perdón que Jesús adquirió para usted. Pero habiendo visto el fin desde el principio, Él siempre supo que usted lo haría. Durante toda su vida Él le ha estado observando, preparándole para el día en que usted tomaría esa decisión. Y desde entonces, Él le ha protegido, porque Él ha prometido que nunca perderá a nadie que se le haya dado (Juan 6:39-40). Él sabe que es el trabajo del pastor guardar a las ovejas. Y Él es el Buen Pastor.

Juan, 6:39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.
6:40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

Apocalipsis, 13:9 Si alguno tiene oído, oiga.
13:10 Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.


Una vez más se nos dice que la gran tribulación no será acortada, sino que proseguirá durante todos esos tres años y medio que fueron ordenados desde antiguo. Tampoco ninguna persona, desde este momento en adelante, será milagrosamente preservada. Los juicios llegarán y seguirán su curso.

“Sé fiel hasta la muerte”, le dijo a la iglesia de Esmirna, “y yo te daré la corona de la vida” (Apocalipsis 2:10). Como fue al comienzo del cristianismo así será al final. La pena por amar a Jesús es la muerte. Permítame apresurarme a recordarle que la Era Cristiana no termina con la Iglesia. Habrá cristianos en la Tierra mucho después que la iglesia ha sido arrebatada.

La Bestia que Sube de la Tierra

 Apocalipsis, 13:11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón.
13:12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada.
13:13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres.
13:14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.
13:15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.
13:16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente;
13:17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.


A esta segunda bestia le llamamos el Falso Profeta. El hecho de que suba de la tierra significa que él es un hombre ordinario. Decir que sus dos cuernos son semejantes a los de un cordero pero que habla como dragón significa que él es una autoridad religiosa para aquellas personas que adoran a Satanás. Es una falsificación de la relación que Jesús (el Cordero) tenía con Su Padre (Dios). En Juan 8:28 Jesús dijo, “Nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.” De la misma manera será con el falso profeta: Él hablará solamente lo que Satanás le indique que hable.

Esta bestia está al frente de la religión mundial y se asegura de que la misma esté unida en su adoración al anticristo. Levantando una gran imagen de él, utiliza el poder sobrenatural dado por Satanás para darle un semblante de vida para hacer que todas las personas la adoren bajo pena de muerte. Debido a que nadie puede decir si alguien está en verdad adorando o solamente haciendo los gestos, él diseña una prueba. Aquellas personas que son leales al anticristo y en verdad lo adoran, deberán ponerse una marca para demostrarlo. Eso no solamente probará su sinceridad, sino que les permitirá participar plenamente de las actividades principales de la vida, sin temor. El rehusarse significa que ellas son unas de esas personas que le han entregado su corazón a Jesús. Si son descubiertas, la pena por eso es la muerte. Y aun si no son descubiertas, se enfrentará a un reto casi imposible para poder mantenerse con vida.

Apocalipsis, 13:18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

Este versículo ha sido objeto de mucha especulación y de interpretaciones erróneas porque dice muy poco. Solamente dice que el número del anticristo es un número de hombre, y este número es literalmente 600 y 60 y 6, lo cual puede ser diferente de 666. No sabemos.

Lo que sí sabemos es que ambos lenguajes bíblicos (hebreo y griego) le dan un valor numérico a las letras de sus alfabetos para compensar la falta de un sistema numérico directo. Los romanos utilizaban los numerales romanos asignándole valores numéricos a unas cuantas letras, y hoy día, la mayor parte del mundo utiliza los numerales hindú-arábigos, dándole valor a unos símbolos específicos originalmente desarrollados en el Siglo II a.C., pero que no se utilizaron ampliamente sino hasta varios cientos de años después. Si (y es un gran si) los números seiscientos, sesenta, y seis, están supuestos a significar un nombre, entonces el valor numérico del nombre del anticristo probablemente tendría que igualar esa cantidad en la forma griega, siendo el idioma griego el lenguaje de Apocalipsis.

Yo no creo que tenga sentido diseñar un equivalente numérico para las letras del alfabeto en español para poder averiguar esto, porque, fuera de ciertas prácticas religiosas paganas, no existe ningún sistema de valuación para hacerlo. Nosotros siempre hemos utilizado los numerales arábigos por lo que no le hemos asignado equivalentes numéricos a las letras de nuestro alfabeto como lo hacían los hebreos, los griegos y en un menor grado los romanos.

Algunas personas creen que este número puede aplicarse a algo más que a su nombre, su fecha de nacimiento por ejemplo, o a un título de alguna clase. También puede ser un número de algún registro, como el de una tarjeta del Seguro Social, o de una Cédula de Identidad, o de cualquier otro de los números que con que se nos conoce en los distintos aspectos de nuestras vidas.

El gran calificador de este versículo es la frase, “el que tiene entendimiento”. Para mí, eso descalifica a la mayoría de nosotros de siquiera adivinar. Parece que una persona debería tener un entendimiento de la práctica de la gematría, que es el cálculo del equivalente numérico de las letras, palabras, o frases, en el griego bíblico, para poder llegar a alguna respuesta.

Daniel 12:4 nos dice que en los días del fin el conocimiento (la ciencia) aumentará. Esto significa que muy pronto alguien puede romper este código. Personalmente yo creo que esto no será sino hasta después que la iglesia desaparezca.

Daniel, 12:4 Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará.

Que Dios los Bendiga a Todos!!!